« Volver a la página anterior Regresar a página principal

Reseña del libro: DIÁLOGO JUDICIAL Y CONSTITUCIONALISMO MULTINIVEL. EL CASO INTERAMERICANO. Autora: PAOLA ANDREA ACOSTA ALVARADO.

Xiomara Lorena ROMERO PEREZ  (15/03/2015)

A través del texto “Diálogo judicial y constitucionalismo multinivel. El caso interamericano”, Paola Andrea Acosta nos presenta el resultado de su investigación doctoral realizada en el Instituto de Investigación Ortega y Gasset de la Universidad Complutense de Madrid.

El punto de partida de la autora es una paradoja que consiste en reconocer la importancia y la prevalencia del derecho internacional en los ordenamientos jurídicos internos, aun cuando estos últimos recobran su relevancia al convertirse en las herramientas claves (necesarias) para la aplicación del derecho internacional al interior de las fronteras de los Estados. La reconfiguración de las relaciones entre el derecho internacional y el derecho interno es entonces un tema presente a lo largo del escrito.

Lo que interesa puntualmente a Paola Andrea es el papel que los jueces nacionales tienen frente a la interacción de sistemas jurídicos de distinto nivel (interno, regional y global). Al respecto, la autora pone de presente que gracias al fortalecimiento del rol de los jueces, ellos han sido quienes han promovido esa interacción y, más interesante aun, quienes han impulsado un diálogo fluido en el seno de lo que podría calificarse como una comunidad global de jueces.

Ese diálogo interjudicial crea, según la autora, una red judicial a distintos niveles, particularmente, en materia de derechos humanos. De allí que la problemática del texto se centre en determinar cuál es el papel de los jueces de protección de derechos humanos nacionales frente a los cambios del derecho internacional.

Para dar respuesta a este interrogante, la joven doctora analiza la relación entre las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y las sentencias de los jueces constitucionales de algunos países de Latinoamérica. Su objetivo es demostrar que los jueces de protección de derechos humanos nacionales no sólo tutelan los derechos de quienes los convocan, sino que coadyuvan en la configuración de un escenario jurídico global con características constitucionales.

Bajo este propósito, el texto se divide en dos capítulos. En el primero, la autora se centra en demostrar la existencia de una red judicial multinivel de protección de derechos humanos. En tal sentido, el capítulo responde a preguntas tales como: qué se entiende por red judicial multinivel, cuáles son sus características, qué factores han propiciado su formación, cómo se construye esta red, cómo contribuyen los jueces de protección de derechos humanos a su consolidación y, finalmente, cuáles son sus alcances. El segundo capítulo, por su parte, está dedicado al fenómeno de la constitucionalización del derecho internacional. En este capítulo se aclaran conceptos esenciales para la comprensión de este fenómeno, como la distinción entre constitucionalismo y constitucionalización, la diferencia entre constitucionalismo y constitucionalismo multinivel, o la relevancia de establecer relaciones heterárquicas y no jerárquicas entre los distintos jueces. Luego se aborda el papel que la red judicial multinivel de protección de derechos humanos ha tenido frente a la constitucionalización del derecho internacional, y el por qué, a pesar de este fenómeno, no es necesario pensar en la aprobación de un texto constitucional único para la región.

El texto de Paola Andrea Acosta pone en evidencia el diálogo constante entre derecho interno y derecho internacional y como, poco a poco, en los dos sistemas, se hacen más comunes las herramientas que permiten esa interacción. Herramientas bien sea de carácter normativo (cláusulas de incorporación, de interpretación, de remisión o de consagración de obligaciones generales), o de carácter jurisprudencial (interpretación conforme, control de convencionalidad).

Con su tesis, la autora logra demostrar que la labor del juez constitucional no se agota en ámbito interno, sino que transciende a nivel regional, creando un ius commune interamericano a partir del cual se establecen estándares mínimos de protección de los derechos humanos y se refuerza la efectividad de estas prerrogativas. Así mismo, Paola Andrea pone en evidencia la tendencia a salvaguardar valores comunes en la región y con ello a limitar mejor el ejercicio del poder público. En consecuencia, de acuerdo con la autora, se puede afirmar que no existen diferencias profundas entre derecho interno (constitucional) y derecho internacional (de los derechos humanos), que impidan la consolidación de un proceso constitucional en los dos ámbitos.

Invitamos entonces a quienes se interesan por los actuales temas de debate del derecho internacional a incluir dentro de sus lecturas el texto de la doctora Acosta que ahora se encuentra disponible en distintas librerías y bibliotecas de universidades.

 


Compartir esta noticia

Facebook Twitter Google+

Escriba aquí abajo sus escogencias, fundamentación y comentarios:

Usted puede comentar de manera específica un comentario de otro participante. Para ello haga clic en “RESPONDER”, abajo del respectivo comentario. También puede agregar otro comentario al final de los existentes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.